Pastel vasco.

Este postre típico del país vasco se compone de dos elaboraciones. Por un lado la masa, llamada sable bretón, y por el otro una crema pastelera.

Ingredientes:

Pasta sable bretón.

  • 230 gr de mantequilla.
  • 220 gr de azúcar.
  • 300 gr de harina normal.
  • 1 huevo
  • 4 yemas.
  • 6 gr de impulsor.
  • Pizca de sal.

Crema pastelera.

  • 700 gr de leche.
  • 100 gr de azúcar.
  • 3 yemas de huevos.
  • 50 gr de maicena.
  • 1 vaina de vainilla.

Preparación:

Vamos a empezar esta elaboración con la pasta sable. Para ellos vamos a mezclar en un bol grande los ingredientes secos, harina, sal, azúcar y el impulsor. Mezclamos. A continuación añadimos la mantequilla cortada en dados pero asegurándonos que está fría. Mezclamos con los dedos desmenuzando la mantequilla y mezclando pero sin amasar, tiene que quedar de textura terrosa. Después añadiremos el huevo y las yemas e iremos mezclando. Las yemas las iremos añadiendo una a una ya que no queremos una masa húmeda y puede que no haga falta añadir todas o añadir alguna mas.

Envolvemos esa tierra en plástico film y metemos al frigorífico a enfriar, un mínimo de 20 minutos.

Ahora mientras vamos a preparar la crema pastelera.

Ponemos en un cazo la leche con la vainilla y llevamos a ebullición. Una vez e que llegue retiramos y dejamos reposar 10 minutos con la tapa.

En un bol mezclamos la maicena, el azúcar y las yemas con las varillas. Cuando lo tengamos bien mezclado y homogéneo, iremos añadiendo poco  a poco en chorrito fino la leche a esta mezcla sin dejar de batir con las varillas. Devolvemos todo al cazo y cocemos a fuego medio sin dejar de remover con las varillas hasta que espese.

Cuando ya tengamos la crema, la ponemos en un recipiente y ponemos por encima un film de plástico en contacto con la crema para que no se le cree costra.

Dejaremos la crema en el frigorífico hasta que esté fría y la pasta bretón un mínimo de 20 minutos, así que esperamos a que se enfrié la crema.

Sacamos las preparaciones de la nevera y juntamos con las manos sobre la encimera la pasta bretón. Enharinamos la superficie de trabajo y la de la pasta y extendemos con el rodillo hasta obtener una masa como de medio dedo de grosor. Tener en cuenta que de esta masa nos tienen que salir dos obleas para la base y la cubrición de la tarta.

Ponemos en un molde previamente encamisado una de la pasta, la llevamos bien hasta los bordes, rellenamos con una capa de crema pastelera y cerramos con otra de pasta. Pintamos con huevo batido por encima y undimos un cuchillo en el centro para hacer una chimenea.

Metemos al horno precalentado a 180º unos 45 minutos.

Sacamos del horno y lo dejamos enfriar por completo para degustarlo.

Conejo en salsa de chocolate.

Ingredientes (2P):

  • 1 conejo.
  • 1 cebolleta.
  • 2 zanahorias.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 hojas de laurel.
  • 1 cucharilla rasa de tomillo.
  • 1 cucharilla rasa de pimentón.
  • 1 vaso de vino.
  • 4 onzas de chocolate negro.
  • (Patatas opcional de acompañamiento)
  • Sal y pimienta.

Preparación:

Vamos a empezar cortando el conejo en trozos y reservándolo.

Ahora vamos a picar la cebolleta, los ajos y las zanahorias. Da igual el corte por que luego trituraremos la salsa. En una olla amplia con un poco de aceite vamos a dorar bien bien las verduras. Les pondremos su sal y su pimienta y los aromáticos, a saber, el laurel y el tomillo. Las tendremos vigiladas para que no se quemen.

Cuando estén blandas y con color dorado agregaremos el conejo previamente salpimentado y dejaremos que coja color también. Echar la casquería, si os gusta claro.

Cuando el conejo se haya dorado añadimos el pimentón y bajamos el fuego para cocinarlo unos segundo sin que se queme. Enseguida añadiremos el vino y 1/4 de vaso de agua. Pizca de sal y si queréis una pizca de caldo de carne.

Dejamos que el vino hierva fuerte un par de minutos y le bajamos el fuego y lo tapamos. 10 minutos a fuego suave suave.

Destapamos y dejamos 15 minutos más.

Retiramos el conejo de la cazuela y trituramos la salsa con la casquería pero acordándonos de sacar las hojas de laurel. Si vemos que nos ha quedado muy liquida, disolvemos 1 cucharada de maicena en un poco de agua fría y la echamos a salsa hirviendo mientras removemos.

Devolvemos el conejo a la cazuela y apartamos del fuego. Añadimos las onzas de chocolate bien repartidas y las dejamos que se fundan. Podemos mover como si fuera un pilpil o con una cuchara con cuidado repartiendo bien el chocolate.

Y ya lo podemos servir.

Hojaldre relleno con toque de curri.

Ingredientes (4P):

  • 2 laminas de hojaldre.
  • 2 cebolletas hermosas.
  • 2 puerros.
  • 3 zanahorias.
  • 12 champiñones.
  • 6 salchichas de cerdo.
  • 1 huevo.
  • 8 cucharadas de leche de coco.
  • 1 cucharilla colmada de curri en polvo.

Preparación:

Vamos a empezar pochando las verduras. Mantener el hojaldre en el frigorífico hasta que lo vayamos a usar para que no se ablande y sea mas fácil trabajar con él.

Yo he cortado en juliana la cebolleta, los puerros y la zanahoria, pero si preferís picado, pues picado. Ponemos todo en una sartén amplia con aceite y dejamos que se pochen a fuego medio, con su pizca de sal y pimienta. Opcional, podemos echar un poco de cayena si queremos que pique.

A los 10 minutos mas o menos podemos añadir los champìñones laminados, ya que tardan menos en hacerse.

Cuando todo este bien pochado, añadimos la cucharilla de curri, mezclamos bien y seguido añadimos unas 6-8 cucharadas de leche de coco, no queremos que quede muy líquido, tiene que tener cierto cuerpo. Dejamos que hierva unos 5 minutos.

Retiramos el contenido de la sartén a un plato para dejarlo atemperar.

Mientras en la misma sartén vamos a saltear la carne (sin la piel) de las salchichas. Cocinamos hasta que se vaya el color crudo de la carne.

Con todo lo anterior preparado podemos sacar ya el hojaldre.

Cortamos las placas cuadradas por la mitad en dos rectángulos. Cubrimos lo que seria la mitad de cada rectángulo con una base de cebolla, puerro y zanahoria (dejando un poco de borde). Encima ponemos un poco de la carne y cerramos. Presionamos las esquinas con un tenedor y pintamos con huevo batido.

Metemos al horno precalentado a 180º 20-25 minutos. Y a disfrutar!