Conejo en salsa de chocolate.

Ingredientes (2P):

  • 1 conejo.
  • 1 cebolleta.
  • 2 zanahorias.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 hojas de laurel.
  • 1 cucharilla rasa de tomillo.
  • 1 cucharilla rasa de pimentón.
  • 1 vaso de vino.
  • 4 onzas de chocolate negro.
  • (Patatas opcional de acompañamiento)
  • Sal y pimienta.

Preparación:

Vamos a empezar cortando el conejo en trozos y reservándolo.

Ahora vamos a picar la cebolleta, los ajos y las zanahorias. Da igual el corte por que luego trituraremos la salsa. En una olla amplia con un poco de aceite vamos a dorar bien bien las verduras. Les pondremos su sal y su pimienta y los aromáticos, a saber, el laurel y el tomillo. Las tendremos vigiladas para que no se quemen.

Cuando estén blandas y con color dorado agregaremos el conejo previamente salpimentado y dejaremos que coja color también. Echar la casquería, si os gusta claro.

Cuando el conejo se haya dorado añadimos el pimentón y bajamos el fuego para cocinarlo unos segundo sin que se queme. Enseguida añadiremos el vino y 1/4 de vaso de agua. Pizca de sal y si queréis una pizca de caldo de carne.

Dejamos que el vino hierva fuerte un par de minutos y le bajamos el fuego y lo tapamos. 10 minutos a fuego suave suave.

Destapamos y dejamos 15 minutos más.

Retiramos el conejo de la cazuela y trituramos la salsa con la casquería pero acordándonos de sacar las hojas de laurel. Si vemos que nos ha quedado muy liquida, disolvemos 1 cucharada de maicena en un poco de agua fría y la echamos a salsa hirviendo mientras removemos.

Devolvemos el conejo a la cazuela y apartamos del fuego. Añadimos las onzas de chocolate bien repartidas y las dejamos que se fundan. Podemos mover como si fuera un pilpil o con una cuchara con cuidado repartiendo bien el chocolate.

Y ya lo podemos servir.

Tarta de tres chocolates.

Ingredientes:

  • 1 paquete de galletas.
  • 80 gr de mantequilla.
  • 150 gr de chocolate negro.
  • 150 gr de chocolate con leche.
  • 150 gr de chocolate blanco.
  • 600 ml de leche.
  • 600 ml de nata.
  • 3 sobres de cuajada.

Preparación:

Esta tarta es muy sencilla, requiere de cierta paciencia pero tampoco lleva demasiado tiempo.

Vamos a empezar con la base de la tarta. Como para otras la base la vamos a hacer triturando un paquete de galletas de la marca que mas o guste. Una vez estén bien picadas añadimos la mantequilla pomada y mezclamos bien.

Cogemos un molde, mejor si la base se separa, y cubrimos con papel encerado, para evitar que se pegue. Extendemos la mezcla de la galleta sobre este, repartimos bien y presionamos toda la base. Reservamos.

Ahora en un cazo ponemos, el chocolate negro, 200 ml de nata y 100 ml de leche. Ponemos a fuego medio. Mientras se calienta disolvemos el sobre de cuajada en 100 ml de leche. Removemos el chocolate para que se funda mas fácil y añadimos la leche con la cuajada. Revolvemos bien y cuando haya vuelto a hervir retiramos del fuego y vertemos sobre la base.

Dejamos que esta capa cuaje unos 10 minutos en el frigorífico y podemos ir a por la siguiente.

Hay que repetir la misma operación con las mismas medidas pero con el chocolate con leche y con el chocolate blanco.

Cuando digo que hierve es apenas un chof chof, y hay que tener cuidado de que no se pegue o queme en la base.

Cuando ya tengamos las tres capas sobre la base metemos la tarta al frigorífico. Yo la he tenido toda la noche pero con 2-3 horas supongo que sera suficiente.

Ya solo nos queda desmoldar y decorar si queremos con virutas de chocolate o lo que sea por encima.