Manitas de cerdo.

Ingredientes (4P):

  • 4 manitas.
  • 4 cebollas.
  • 3 zanahorias.
  • 2 dientes de ajo.
  • 3 pimientos choriceros.
  • 1/2 ristra de chorizo picante.
  • 2-3 tomates de lata.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 cucharilla de pimentón.
  • Pimienta en grano.

Preparación:

Lo primero de todo vamos a poner las manitas a cocer en la olla exprés. Para ello cortamos en 4 una cebolla y en rodajas 2 zanahorias. Metemos a la olla, ponemos las manitas, el chorizo, la hoja de laurel, los ajos aplastados, unas bolitas de pimienta y cubrimos todo con agua. Echamos sal y dejamos cocer una vez que suba la válvula 35 minutos.

En lo que se cuece vamos haciendo la salsa. Lo primero pondremos a hidratar en agua caliente los pimientos choriceros.

Por otro lado vamos a picar las 3 cebollas restantes y la zanahoria y lo vamos a poner en una cazuela a fuego medio con un poco de sal a que se pochen, poco a poco.

Sacamos las manitas de la olla cuando haya pasado el tiempo y colamos el caldo que nos ha quedado y retiramos el exceso de grasa que queda en la superficie. Reservamos.

Sacamos la carne de los pimientos choriceros y agregamos a las cebollas y zanahoria pochadas. Añadimos también la cucharada de pimentón rehogamos 1-2 minutos y agregamos el tomate. Dejamos unos 5 minutos y trituramos. Podéis colar la salsa o no, yo prefiero sin colar.

Ahora en esa salsa espesa vamos a añadir el caldo de cocer la manitas y las manitas, si queréis meterle picante ponerle una o dos cayenas. Removemos todo bien para que se integre y dejamos hervir 10 minutos todo junto. Probamos y rectificamos la sal. El chorizo lo cortamos y lo añadimos en rodajas.

Y a servir.

Patatas a la importancia.

Ingredientes (2P):

  • 2 patatas.
  • 1 cebolla.
  • 1 ajo.
  • 1 pastilla de caldo de carne.
  • 3 huevos.
  • 1/4 vaso de vino blanco.
  • Harina, perejil picado y colorante alimentario.
  • Sal y pimienta.

Preparación:

El primer paso es pelar y cortar las patatas en rodajas. Les vamos a poner un poco de sal y las vamos a pasar por harina primero y luego por huevo y las vamos a freír en abundante aceite solo hasta que se doren, después retiramos y reservamos. Mientras podemos poner la pastilla de caldo y 1/2 cucharilla de colorante en agua para tenerlo listo.

Ahora vamos a picar la cebolla y la vamos a rehogar en una cazuela, con un poco de sal. Mientras majamos el ajo con un pellizco de sal y añadimos el vino blanco para que no quede nada pegado en el mortero.

Añadimos 1 cucharada de harina en la cebolla y la cocinamos 2-3 minutos. Trascurrido ese tiempo añadimos el contenido del mortero. Cuando el vino evapore el alcohol y se reduzca un poco vamos colocando las rodajas de patatas y cubrimos con el caldo. Probamos y rectificamos de sal.

Tenemos todo en la cazuela a un hervor suave entre 15-25 minutos en funcion del grosor de las rodajas de patatas.

Por último envolvemos unos huevos en papel film previamente untado de aceite, los cerramos y los cocemos unos 3 minutos. Ya solo queda servir, espolvorear con perejil y pimienta y rematar con el huevo.

20151103_130743 20151103_131746 20151103_133408 20151103_140522