Tarta de queso de la viña

Ingredientes:

  • 1 kg de queso crema
  • 8 huevos
  • 5 cucharadas de maicena
  • 400 gr de azúcar
  • 1/2 litro de nata

Preparación.

Esta receta es de lo mas sencilla, y mas si se tiene una amasadora. Consiste en mezclar todos los ingredientes por orden y hornear.

Vamos primero a batir un poco el queso crema para que se suavice, luego vamos añadiendo los huevos uno a uno y mezclando hasta homogeneizar. Después añadimos las cucharadas de maicena. Continuamos con el azúcar y removemos unos 5 minutos para que se integre. Por último añadimos la nata.

Cogemos un molde y lo forramos con papel de horno. El papel de horno previamente lo hemos metido en agua y lo hemos adaptado al molde.

Vertemos la masa en el molde y al horno precalentado a 200 ºC durante 1 hora. Pondremos la tarta en una barra inferior a la central del horno.

Sacamos del horno y dejamos enfriar a temperatura ambiente, tiene que estar totalmente atemperada para comerla, pero la espera merece la pena.

Tarta de queso japonesa

Ingredientes:

  • 250 gr de queso crema
  • 6 huevos
  • 140 gr de azúcar
  • 60 gr de mantequilla
  • 100 gr de leche
  • 60 gr de harina de reposteria
  • 20 gr de maicena
  • 1 cucharilla de levadura quimica
  • Ralladura de limon
  • Sal

Preparación:

El queso crema y la mantequilla los necesitamos blandos, por lo que los vamos a poner en el baño maría para que se calienten un poco.

Una vez calientes batimos enérgicamente hasta que se hagan uno. Después añadimos las yemas y la mitad del azúcar. Seguimos batiendo. Bajamos un poco la intensidad y agregamos la leche con la ralladura de limón.

Reservamos.

A parte batimos las claras hasta el punto de nieve y les agregamos el azúcar y una cucharilla de levadura química. Batimos hasta que se disuelva y obtengamos un pico que se ladee.

Vamos añadiendo las claras sobre la otra mezcla y lo incorporamos lentamente y con movimientos envolventes. Mejor echar las claras en tres veces que de golpe.

Vertemos la masa sobre un molde previamente untado en mantequilla.

Metemos al horno en el baño maría, a 200º 18 minutos, luego bajamos a 160º y dejamos otros 15 minutos.

Cuando la saquemos del horno la dejamos enfriar. Personalmente me ha gustado mas al día siguiente ya que coge mas sabor y en la base se va un poco del aire y tienes dos texturas, una aireada y otra untuosa.

 

Lenguas de gato

Ingredientes (50 uds):

  • 125 gr de mantequilla
  • 125 gr de harina
  • 125 gr de azúcar glasé
  • 1 huevo
  • Chocolate de cobertura

Preparación:

Ponemos todos los ingredientes juntos y mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

Ponemos la masa en una manga pastelera y distribuimos sobre una bandeja de horno con papel encerado unos pequeños churritos. No los juntéis mucho por que sino luego se juntarán.

Meter al horno precalentado a 180º durante 8 minutos o hasta que estén dorados y los bordes un poco mas oscuros.

Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Fundimos el chocolate en el micro o al baño maría. Untamos una punta de las lenguas y dejamos atemperar.

Ya solo nos queda disfrutarlas con un buen café.

Beignets, buñuelos de nueva orleans.

Ingredientes (12 uds):

  • 350 gr harina.
  • 100 ml de leche.
  • 1 huevo.
  • 17 gr de levadura fresca.
  • 50 ml de agua.
  • 35 gr de azúcar.
  • 2 cucharillas de esencia de vainilla.
  • 30 gr de mantequilla.
  • Pizca de sal.
  • Azúcar glase.

Preparación:

Vamos aponer todos los ingrediente secos menos la levadura tamizados en un bol.

Templamos la leche y el agua, y la mezclamos con el huevo.

Empezamos a amasar y añadiendo los líquidos a los secos. Amasamos 10 minutos. Agregamos la mantequilla en dados pomada.

Agregamos la levadura fresca y amasamos 5 minutos mas.

Dejamos la masa en un bol con harina en el fondo, lo tapamos y metemos al horno 30ºC durante dos horas para que fermente.

Trascurrido ese tiempo sacamos la masa y la ponemos en la encimera previamente enharinada. La estiramos con el rodillo, también enharinado para que no se pegue, hasta que la dejamos de medio dedo de grosor.

Cortamos la masa en cuadrados y freímos en aceite de girasol. Sacamos a un papel absorbente y espolvoreamos azúcar glase por encima muy generosamente y a disfrutar!