Mejillones gratinados estilo bienville

Ingredientes (4P):

  • 12 mejillones
  • 3 champiñones
  • 1/2 cebolleta
  • 1ajo
  • 100 gr de bacon ahumado
  • 2 cucharadas de harina
  • 100 ml de nata
  • 1/2 vaso de vino blaco
  • 1 cucharilla de pimentón picante
  • Pan rallado de ajo y perejil
  • Mantequilla

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es picar el bacon. Como es una pasta que no se tritura es conveniente picar finos los ingredientes para que no sea tan basto, pero eso al gusto de cada uno.

Ponemos a dorar el bacon en una cazuela con un poco de aceite. Mientras picamos el ajo, la cebolleta y los champis.

Lo agregamos todo a la cazuela del bacon, salpimentamos y dejamos que se cocinen.

Ahora vamos a limpiar los mejillones tirandoles de la barba y luego frotando la cascara con un nanas. Los vamos a poner en otra cazuela con un poco de vino blanco y tapamos. Ponemos el fuego a tope y en cuanto se abran los retiramos.

Colamos el caldo de cocer los mejillones. Les sacamos la carne de la cascara y la picamos, yo la he picado mas gruesa que los demás ingredientes para que se noten mas.

En la cazuela en la que tenemos todo bien pochado añadimos la harina y la cocinamos 2 minutos. Queremos que coja un color tostado osea que podemos subir un poco el fuego.

Cuando tengamos ya un color marrón añadimos los mejillones y el caldo. No echéis todo el caldo de una para no pasarnos. Buscamos una textura de bechamel como para croquetas, pero un poquito mas ligera. Dejamos hervir el conjunto unos 5 minutos.

Rellenamos las cascaras, las cubrimos con pan rallado y ponemos encima de cada uno un poco de mantequilla.

Metemos a gratinar al horno y en cuanto estén dorados estarán listos para comer.