Pizza de portobellos, gorgonzola y pollo

Ingredientes (2P):

  • 250 gr de harina
  • 230 ml de agua
  • 10 gr de aceite de oliva
  • 7 gr de levadura fresca
  • 1 cebolleta grande
  • 100 gr de tomate natural triturado
  • 175 gr champiñones portobello
  • 10 bolitas de pollo
  • Mozzarella
  • Gorgonzola
  • Queso rallado

Preparación.

Vamos a empezar por la masa ya que tiene que reposar alrededor de 45 minutos.

Vamos a mezclar la harina con el agua, un buen pellizco de sal y el aceite, hasta que quede homogéneo. Después añadimos la levadura y amasamos unos 5 minutos hasta que se integre por completo.

Dejamos la masa en un bol tapado en el horno a 31ºC 45 minutos.

Mientras vamos a hacer el tomate casero. En una sartén doramos 1/2 cebolla y añadimos el tomate. Lo probamos y añadimos sal y azúcar si lo necesita. Dejaremos que se cocine unos 15 minutos.

En otra sartén vamos a dorar el resto de la cebolla picada y añadiremos los champiñones cortados en laminas gruesas. Salpimentamos y cocinamos hasta que casi estén blandos del todo, unos 10 minutos. Yo los cocino con tapa para que no se evapore todo el agua que sueltan.

Una vez tenemos la masa fermentada, la aplastamos contra la encimera enharinada y la estiramos. Podemos cogerla con los puños e ir estirándola al aire, aunque no hace falta soltarla, para conseguir un poco de borde.

Untamos la masa con el tomate, repartimos los champiñones por encima, tapamos con las lonchas de mozzarella, ponemos pedacitos de gorgonzola al gusto, ponemos las bolas de pollo y rematamos con algo de queso rallado que tengamos por casa.

Metemos al horno precalentado con ventilador a 240ºC 12 minutos.

Yo dejo la bandeja dentro del horno mientras se calienta para que la base quede mas crujiente.

Sacamos del horno y esperamos a que se enfríe lo suficiente para no quemarnos y a disfrutar!

Pizza de mozarela y anchoas.

Ingredientes (1 pizza familiar):

  • 300 gr de harina.
  • 200 gr de agua templada.
  • 15 gr aceite de oliva.
  • 1 sobre de levadura de panadería.
  • 1 cebolleta.
  • 1 tomate.
  • 2 bolas de mozarela.
  • 8 anchoas.
  • 8 hojas de albahaca.
  • 2 dientes de ajo.
  • orégano
  • queso parmesano.
  • sal y pimienta.

Preparación:

Me gusta empezar a hacer la masa en un bol grande para no ponerlo todo perdido. Hacemos un volcán en la harina y echamos en el centro el agua con la levadura bien disuelta y el aceite. Echamos un poco de sal y pimienta también y empezamos a remover con los dedos.

Cuando ya tenga un poco de consistencia pasamos a la encimera enharinada y amasamos hasta que no se pegue. Yo he tenido que ir añadiendo un poco mas de harina, como unas dos cucharadas.

La dejamos en bol con un trapo húmedo por encima unos 45 minutos.

Mientras preparamos el tomate. En una sarten pochamos durante unos 10 minutos los ajos picados y la cebolla picada. Pelamos y trituramos el tomate y le añadimos la albahaca picada reservando tres hojas bonitas para el final. Añadimos el tomate a la sartén, salpimentamos y probamos para ver el grado de acidez, en caso de ser necesario agregar un poco de azúcar. Lo dejamos que se haga unos 15-20 minutos.

Cogemos la masa fermentada y la envolvemos sobre si misma y presionamos con los dedos para quitarle el aire. Ahora la extendemos con las manos. El paso siguiente es para los mas diestros, con las manos enharinadas la cogemos con los nudillos juntos y los vamos separando a la vez que giramos la masa. Para hacerle el borde se lanza la masa al aire girando, así conseguimos que la masa se desplace a los bordes. Hacerlo como buenamente podáis.

Ponemos la masa en la bandeja del horno, le repartimos el tomate por encima y a continuación repartimos las rodajas de la mozarela y las anchoas. Espolvoreamos un poco de orégano y rallamos un poco de queso parmesano por encima. Y por ultimo ponemos las 3 hojas de albahaca que habíamos reservado.

La metemos al horno precalentado a 220º unos 15-20 minutos y listo. Para darle el toque final he echado un chorrito de aceite de oliva por encima.

20141122_135039 20141122_135449 20141122_141531 20141122_142607 20141122_144054 20141122_144207 20141122_144909 20141122_150934 20141122_152430

Pizza de salmonetes y langostinos.

Ingredientes (2P):

  • 200gr de harina.
  • 200ml de agua.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 2 salmonetes en filetes y sin espinas.
  • 8 langostinos.
  • 8 rodajas finas de calabacín.
  • 1 cebolla.
  • tomate.
  • queso parmesano.
  • orégano.
  • pimentón.
  • albahaca.
  • sal y pimienta.

Lo primero es hacer la masa. Es una masa muy sencilla y que no necesita fermentar. Ponemos en un bol la harina haciendo un hueco en el centro en el que pondremos el agua, un cucharada de aceite, sal y pimienta.

Empezamos a remover despacio con las manos, tenemos que conseguir que se separe del bol la masa. Luego la sacamos y amasamos sobre la encimera. Ahora la dejamos reposar mientras preparamos lo demás.

Picamos fina la cebolla y la ponemos al fuego, queremos que se caramelice así que con paciencia y a fuego medio alto.

Mientras cortamos el calabacín, pelamos los langostinos y quitamos las espinas con unas pinzas de depilar a los filetes de salmonetes.

Precalentamos el horno a 200º.

Estiramos la masa con un rodillo y ya solo queda montarla. Pinchamos la masa con un tenedor. Ponemos una capa de tomate y queso parmesano otra de la cebolla caramelizada  y luego ya colocamos el pescado, los langostinos y el calabacín. Poner la piel del pescado para arriba. Sal pimentar todo.

Rociamos la pizza con un poco de pimentón, orejano y albahaca y terminamos con un poco mas de parmesano rallado por encima.

La metemos 15-20 minutos al horno y listo.

20141004_133447 20141004_134132 20141004_135850 20141004_140440 20141004_143439